ERA

23 junio, 2010

2 comentarios:

Angel dijo...

me encanta

Anónimo dijo...

Fantástico, La mujer sencilla, centro del mismo origen, vestida de mar y cielo, dibuja en su rostro al propio hombre, ellá!! Caraí lladre de sentiments!!